¿Seguro que la transformación digital no va contigo?

Toni Laserna, Director General, Ausil Systems

Algunas empresas se resisten pensando que la transformación digital y los cambios que conlleva son una moda pasajera y que no va con ellas. No obstante, es un hecho y ha venido para quedarse, para bien o para mal.

Las empresas que se resisten a la transformación digital, lo justifican afirmando que no les afecta porque son pequeñas o medianas empresas suministradoras de materias primas, componentes a ensamblar por parte de sus clientes o proveedoras de todo tipo de servicios; empresas sin pretensiones de internacionalización, que creen que la fidelidad de sus clientes de toda la vida les salvará de la que viene.

La realidad no es así, las empresas pequeñas o grandes que no se tomen en serio este nuevo panorama del siglo XXI van a desaparecer, con clientes fidelizados o sin ellos. A la industria le va a importar muy poco que a la empresa le avalen más de 50 años de experiencia; si te quedas obsoleto, te quedas en la cuneta.

La frase “renovarse o morir” no es nueva, pero en esta ocasión, la transformación digital entraña muchísima más dificultad, pues nos encontramos con cambios disruptivos que van a una velocidad vertiginosa puesto que se basan en nuevas tecnologías que no entienden de “esperas para los rezagados”. La globalización mundial mediante las tecnologías de la información y telecomunicaciones crearon al usuario digital y lo que se conoce como transformación digital de la sociedad, que incide también en la industria.